Cultura colaborativa del juego

Documentación del proyecto. Retrospectivas de proyectos. Actividades de implicación de los empleados. Reconocimiento de los empleados.

Productividad en el trabajo. Caso práctico: Spokeo prepara el camino para la innovación. Cultura de intercambio de conocimientos. Cómo fomentar la colaboración en proyectos de los equipos con páginas atractivas. Introducir vídeo en las páginas para mejorar el intercambio de conocimientos.

Gestionar notificaciones y alertas. Importancia de la documentación. Estándares de documentación. Documentación de los procesos. Cómo crear para tu equipo una única fuente de información o SSoT Single Source of Truth en inglés.

Almacenamiento y seguimiento de documentos. Red social corporativa. Si la colaboración es tan maravillosa, ¿por qué no la ponemos más en práctica? Pero hace falta mucho más que eso. Transparencia e intercambio de conocimientos En primer lugar, las culturas colaborativas son culturas transparentes.

Relaciones basadas en la confianza Una organización que quiera llegar a ser más colaborativa nunca lo logrará con solo decir a los empleados: "Vale, poneos a colaborar más", sobre todo si los empleados están acostumbrados a tomar decisiones o a generar ideas principalmente por su cuenta.

No se producen así sin más, pero aquí te mostramos unas cuantas formas de fomentarlas: Espacios colaborativos. Para promover la creación de relaciones, tu espacio de trabajo necesita espacios atractivos donde los empleados puedan colaborar. También puedes ver si hay cambios que puedes hacer en tu espacio físico para reunir a personas con distintas áreas de experiencia.

Toparte con alguno de tus compañeros en la cocina o en la terraza puede suscitar conversaciones que dan lugar a la colaboración. Probablemente, el ejemplo más famoso de esto sea la sede de Pixar. O podríais tratar de colaborar interdisciplinarmente de un modo más formal. Consulta nuestra guía para equipos interdisciplinares para informarte más sobre cómo conseguirlo.

Las herramientas adecuadas. Ahora bien, no hace falta que los miembros del equipo estén en el mismo espacio para colaborar de forma eficaz. Las herramientas adecuadas pueden ser muy decisivas para lograr la eficacia con la que los empleados de ubicaciones distintas pueden comunicarse, forjar relaciones y convertirse en colaboradores de confianza.

Por ejemplo, Confluence hace que la información sea más accesible para todos los miembros del equipo, independientemente de dónde se encuentren. Estrategias de colaboración. Ahora bien, limitarte a comprar herramientas no es la panacea para la colaboración.

Necesitas una estrategia para la colaboración virtual que se adapte a las necesidades de tu equipo. Aquí tienes mucho margen para dar rienda suelta a tu creatividad. Por ejemplo, un blog interno podría ayudar a los empleados ubicados en ubicaciones distintas a conocerse y a intercambiar conocimientos.

Reuniones en persona. Aunque los miembros de tu equipo distribuido se manejan a las mil maravillas con tus herramientas de colaboración virtual, es importante darles oportunidades de pasar tiempo juntos en persona.

Estas oportunidades podrían materializarse, por ejemplo, en ir a un congreso juntos o en pedirles a los teletrabajadores que acudan periódicamente a la oficina.

Líderes que prediquen con el ejemplo en cuanto a la colaboración Aparte de fomentar la transparencia y el desarrollo de relaciones, los líderes desempeñan otro papel importante en la creación de una cultura colaborativa. Entonces, ¿qué deberían hacer los líderes?

Predicar con el ejemplo. Los líderes no pueden decirles a los empleados que utilicen una herramienta de comunicación o un marco de trabajo colaborativo nuevo si luego ellos mismos no lo usan.

Los miembros del equipo tienen que ver a los líderes usándolos. No actuar en solitario. Los líderes también socavan la cultura colaborativa si afirman de boquilla que colaboran, pero luego se comportan como "llaneros solitarios".

A algunos líderes puede resultarles humillante admitir que no tienen todas las respuestas , pedir otras opiniones y escuchar de verdad a las voces discordantes; pero, en última instancia, todo esto no hace más que redundar en beneficio de su equipo y del suyo propio.

Mostrar respeto. Cuando los líderes exponen su vulnerabilidad, demuestran cuánto respetan las aportaciones de los miembros de su equipo. Los empleados anhelan que se les respete más. De este modo, se crea el tipo de ambiente en el que todo el mundo quiere dar lo mejor de sí. Capacitar a los empleados para que colaboren.

Esto implica dar un paso atrás desde la microgestión y ofrecer más margen de maniobra a los miembros del equipo. Conlleva integrar la colaboración en los procesos del equipo por ejemplo, reservar tiempo en los cronogramas para que otras personas revisen los proyectos.

Además, comporta proporcionar a los empleados, mediante el asesoramiento diario e incluso formación especial , las competencias que necesitan para colaborar.

Recompensar el trabajo en equipo. Por último, los líderes que quieran crear una cultura más colaborativa deberían prestar atención a los comportamientos que en realidad fomentan.

Si hablas mucho de la colaboración, pero luego elogias y promocionas a los empleados que son más individualistas, el resto del equipo se va a dar cuenta de ello.

Da los primeros pasos hacia una cultura colaborativa Desarrollar una cultura colaborativa puede ser un proceso continuo que requiere compromiso. Puede que también te interese. Plantilla de lluvia de ideas.

Hace falta tener un Liderazgo fuerte que sea capaz de tomar riesgos para evolucionar rápidamente. Uno de los problemas que surge es que los fundadores suelen centrarse en el producto y se olvidan de la empresa. Hay que evitar estos olvidos y centrarse en crear la Cultura Colaborativa desde los inicios.

Para conseguir llevar a buen puerto esta cultura colaborativa, existen multitud de herramientas informáticas, la mayoría de ellas gratuitas, para poder llevar a cabo de una manera eficaz la la implantación de una cultura colaborativa en la empresa. En este sentido, la mayoría de los expertos destacan 20 herramientas para crear y potenciar la cultura colaborativa en una organización, entre las que señalamos las siguientes: Google Drive, Trello, Hackpad, Quip, Poética, Marqueed, Teamwork, Active Collab, Basecamp o iMeet entre otras.

Parte importante de la misión de una empresa es crear un sentimiento de compromiso con la organización. Pero no basta con contar con el software adecuado y ponerlo a trabajar. Es fundamental poner en marcha una serie de estrategias que contribuyen a desarrollar una cultura de colaboración:.

Es esencial que los dirigentes de las empresas se aseguren de que su personal entienda cuál es el objetivo y por qué se están implementando estas herramientas. Disponer solo de aquellas herramientas imprescindibles y que ayuden al negocio y prescindir del resto.

La creación de una cultura de trabajo abierta y flexible y la implementación de las tecnologías correctas. No podemos olvidar que parte importante de la misión de una empresa es crear un sentimiento de compromiso con la organización, que los trabajadores sientan que su talento e ideas son tomadas en cuenta activamente en los objetivos del negocio.

Ello generará sin duda un mayor sentimiento de pertenencia. En conclusión, crear una cultura colaborativa siempre será positivo para una organización. Surgirán dificultades, pero a pesar de ellas, hay que mantenerse firma en este propósito colaborativo y no caer en una cultura jerárquica y rígida.

La creación de una cultura de trabajo abierta y flexible y la implementación de las tecnologías correctas permitirán a los empleados tomar sus propias decisiones sobre cómo funcionan mejor en equipo y, a su vez, generará una colaboración efectiva y, por lo tonto, beneficiará a la organización con un trabajo de alta calidad.

Agenda APD Formación Congresos Networking Actualidad Tendencias APD Revista Conoce APD. RRHH y Laboral Gestión del talento Retribución Selección de personal Gestión de Recursos Humanos. Finanzas Gestión financiera Blockchain Mercados financieros Contabilidad financiera.

Habilidades directivas Desarrollo de liderazgo Inteligencia emocional Competencias directivas Negociaciones. Escenarios Globales Crisis económica Economía global Mercados emergentes Sostenibilidad. Acceder Registrarse. Descubre nuestra plataforma.

ENTRA AHORA. por Redacción APD. Sólo cuando los equipos se sienten cómodos y comparten ideas y pensamientos de forma libre el resultado siempre va a ser positivo para la organización, con una mayor calidad y eficiencia Hoy en día, en un mundo globalizado y abierto a las nuevas tecnologías, donde en internet se comparte todo tipo de información, ya no tiene sentido los secretismos y los trabajos individualizados dentro de las organizaciones.

Cuestión de equipo: el papel del líder en el cambio de cultura No hablamos de derribar literalmente los muros físicos de los despachos, sino de fomentar las relaciones interpersonales para lograr que fluya la comunicación.

Es hora de cambiar el chip y avanzar hacia el concepto de cultura de colaboración para que el trabajo, los objetivos y las relaciones interpersonales fluyan mejor y con más eficiencia Y en este cambio de cultura, el papel de los líderes va a ser vital.

Comparte información : Tradicionalmente los directivos guardaban recelos en compartir cierta información con sus empleados por miedo pero hoy en día la información cambia constantemente y es obsoleta rápidamente.

Misión común : Hay que conseguir una misión común para todos los involucrados. Haz que crean en ti y ofrece lo que necesitan : Una manera de averiguarlo sería crear un espacio virtual donde ellos puedan expresar sus opiniones y necesidades para que se sientan parte del proceso 4.

Experimenta sin miedo : Para que los directivos puedan promover la colaboración, tienen que experimentar y no tener miedo a hacerlo. Desaprender para transformar : Es decir, hay que desaprender lo que ya sabes. Liderazgo fuerte : Hace falta tener un Liderazgo fuerte que sea capaz de tomar riesgos para evolucionar rápidamente.

Crea cultura corporativa desde los inicios : Uno de los problemas que surge es que los fundadores suelen centrarse en el producto y se olvidan de la empresa. Herramientas para implantar la cultura colaborativa en tu empresa Para conseguir llevar a buen puerto esta cultura colaborativa, existen multitud de herramientas informáticas, la mayoría de ellas gratuitas, para poder llevar a cabo de una manera eficaz la la implantación de una cultura colaborativa en la empresa.

Con frecuencia, desempeñamos un rol que nos da la libertad de hacer algo distinto. Jugar, aparentemente, no es importante, pero no es así.

No es real, pero es real. Finalmente, jugar tiene un límite espacial y temporal. Puede iniciarse al instante y repetirse con las mismas personas o con otras.

Imaginemos que podemos ver el cambio en las organizaciones como un juego en el que nos sentimos libres y nos divertimos: jugar permite ensayar nuevos comportamientos y desarrollar ideas distintas, nos libera de los patrones culturales más arraigados y puede contribuir a introducir cambios profundos en las organizaciones y en el mundo que nos rodea.

En un mundo incierto y dinámico, jugar no consiste solo en actuar eficazmente y en buscar la estabilidad en un entorno que es predictible, sino que también consiste en experimentar y aprender.

Intentar hacer algo aporta ideas sobre qué puede hacerse. El juego y la cultura Jugar es una forma de tratar con uno mismo y con los semejantes.

En el trabajo en equipo, las personas pueden expresarse y mostrar su carácter y cualidades no solo como individuos, sino también como sociedad.

En el juego, las personas toman decisiones sobre cómo interactúan entre sí, y esto crea grupos sociales que, Profesor de Dinámicas Organizativas en Esade Business School y profesor de Cambio Organizacional en la Escuela de Gestión de Róterdam de la Universidad Erasmus · Jaap Boonstra is a professor of Organization Dynamics at ESADE Business School in Barcelona Spain and visiting professor of Organizational Change at WU, Vienna University for Economics and Business.

He is a senior lecturer at the Netherlands School of Public Administration in The Hague. At ESADE Business School he is involved in education on strategic and cultural change in organizations, organizational and professional development and cross-cultural mergers and alliances.

His research focuses on transformational leadership, success factors to organizational change and innovation, power dynamics in organizations, cross-cultural management and organizational change and development.

Missing 7 pautas para implantar una cultura colaborativa · 1. Comparte información · 2. Misión común · 3. Haz que crean en ti y ofrece lo que necesitan · 4 En todas las culturas vemos a los niños jugar. Aunque no son conscientes de ello, son dinámicas de aprendizaje experiencial sobre el liderazgo

Cómo crear una cultura colaborativa

Cultura colaborativa del juego - El juego y la cultura Jugar es una forma de tratar con uno mismo y con los semejantes. En el trabajo en equipo, las personas pueden expresarse y mostrar su Missing 7 pautas para implantar una cultura colaborativa · 1. Comparte información · 2. Misión común · 3. Haz que crean en ti y ofrece lo que necesitan · 4 En todas las culturas vemos a los niños jugar. Aunque no son conscientes de ello, son dinámicas de aprendizaje experiencial sobre el liderazgo

Proponemos, entonces, realizar un análisis acerca del valor de los procesos colaborativos en la educación, tomando como ejemplo paradigmático a Wikipedia.

Se trata de experiencias que han impactado en el equipo y que nos interpelan, como institución educativa y como unidad académica, a profundizar en la reflexión y en la exploración de nuevos territorios de construcción colaborativa del conocimiento.

La actividad se llevó a cabo dentro del Proyecto de Educación y Nuevas Tecnologías PENT de Flacso Argentina. El PENT es un espacio de investigación, innovación y exploración académica con el propósito de desarrollar nuevas miradas y construir conocimiento en torno a las transformaciones y desafíos presentes en el campo de la educación que surge como iniciativa de un equipo de profesionales provenientes de diversas disciplinas, con variadas trayectorias y experiencias en la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación TIC en los procesos educativos.

Un sello distintivo de todas las propuestas de este equipo es que acción y reflexión son dos verbos interdependientes: para poder pensar propuestas de enseñanza y aprendizaje con TIC es importante partir de la experimentación colectiva en el uso de las mismas.

Es importante tener en cuenta esto para comprender el por qué de la propuesta que aquí compartimos. El objetivo de la convocatoria fue profundizar el análisis sobre los actuales usos de Wikipedia en educación y realizar propuestas a partir de las oportunidades que se identificaran.

El trabajo, organizado por los mismos graduados de la red del PENT, contó con procesos de análisis de proyectos y con el despliegue de ideas y sugerencias valiosas para la apropiación didáctica de recursos de Wikimedia.

El punto de partida fue una lluvia de ideas, en un foro, respecto de posibles usos pedagógicos de los productos de Wikimedia, en diferentes niveles del sistema educativo. Asimismo, se propuso compartir también una actividad pedagógicamente significativa partiendo de alguno de los proyectos de Wikimedia.

En un tercer momento, y a través de otro foro, se distribuyeron roles entre los miembros participantes. En este espacio decidieron abordar tres temáticas y seleccionaron a tres personas encargadas de coordinar los espacios colaborativos de escritura.

Los miembros del grupo fueron separando las intervenciones de los primeros foros en función de estas tres líneas de trabajo. Por último, se sumaron todas las líneas de trabajo en un documento compartido, escrito de manera colaborativa que fue difundido a toda la comunidad.

A través de la implicancia de la red de graduados del PENT FLACSO y tras el análisis del informe preliminar realizado es posible trazar líneas de trabajo conjunto a través de la hipótesis de análisis presentada a continuación: El concepto de cultura libre, el marco del trabajo colaborativo y la vigilancia epistemológica entendida como el cuidado realizado por diversos actores para lo que se enseña en las escuelas no se desvíe del saber científico , valores sobre los cuales se construye Wikipedia son desconocidos por los distintos referentes educativos.

La red de graduados a través de un análisis FODA, con el fin de determinar la percepción de Wikimedia en los distintos ámbitos educativos, llegó a las siguientes conclusiones respecto a Wikipedia como proyecto:.

En primer lugar, es importante destacar que una de las fortalezas de Wikipedia, quizás el principal proyecto de Wikimedia, es el posicionamiento que actualmente ha logrado en relación con la percepción que de su uso tienen los usuarios.

En este sentido, la imagen a nivel escolar fue mutando de manera vertiginosa. De la desconfianza original de hace un par de años, su uso se ha vuelto referencia de casi todos los trabajos o presentaciones educativas.

Asimismo, las posibilidades de edición constituyen un punto importante para destacar el valor colaborativo del proyecto, pues las entradas de Wikipedia son susceptibles de ser modificadas de manera simple y admiten la posibilidad de vincular imágenes, audio, video en un mismo espacio; es decir, permiten la construcción de un texto multimodal e hipertextual que favorece los procesos de alfabetización digital de los nuevos escenarios educativos.

Por otro lado, la información circula en las redes y medios de comunicación por lo que es necesario comparar y evaluar esa información críticamente para transformarla en conocimiento y poder analizar la manera en que se transmite la información para construir realidad. Y Wikipedia es valiosa en este sentido, no sólo en el acceso a la información sino en la posibilidad de dar lugar a la polifonía, a la diversidad de voces.

la imagen escolar de Wikipedia ha mutado de manera vertiginosa en el aula ii. La valorización de Wikipedia se centra en ser un proyecto de construcción colaborativa iii.

La sencillez de uso favorece la construcción de textos multimodales e hipertextuales que propician los procesos de alfabetización digital en los nuevos contextos educativos.

Favorece espacios para la lectura crítica. Una oportunidad que se presenta, a partir de propuestas como esta en la que estamos trabajando, es la de abrir el juego al proyecto Wikimedia, a través de sus diferentes opciones, más allá del trabajo concreto con Wikipedia. Ahora bien, pensando concretamente en el trabajo con Wikipedia, en los últimos tiempos, se ha presentado un nuevo escenario, debido a la apertura de los docentes frente al uso de Wikipedia en propuestas didácticas concretas.

Asimismo, son los propios docentes en sus prácticas los que se han comenzado a familiarizar con el uso de Wikipedia y esto les ha abierto un abanico de posibilidades para pensar en incluir en sus clases tanto en la fase de diseño como en la de evaluación esta enciclopedia colaborativa.

Siguiendo con esta línea de pensamiento, Wikipedia es una iniciativa que, con sus riesgos, encierra un gran potencialidad. Su crecimiento y evolución muestran nuevamente la potencia de la construcción colectiva de conocimiento y las ventajas de la libertad en la participación y el intercambio, del mismo modo que lo hizo el movimiento de software libre.

Este trabajo de Wikipedia y los posibles proyectos que se desprenden de sus prácticas nos abre el camino hacia el trabajo colaborativo, uno de los pilares que mueven el desarrollo de la Red de Graduados.

En este sentido, el trabajo colaborativo se ha transformado en los últimos años en un recurso importante para diferentes ámbitos, laborales y formativos.

Desde este lugar, el análisis de múltiples voces que se despiertan cada vez que "googleamos" información es una de las herramientas que se deben abordar a la hora de pensar en los nuevos procesos de alfabetización.

Entonces, Wikipedia se transforma en un recurso que puede servir como punto de partida para aprender nuevos modos de pensar en la producción, lecturas e interpretaciones de la información disponible. En rigor, estamos pensando en Wikipedia en tanto wiki, es decir, como una plataforma en la cual "todos" deberían expresar su punto de vista y, a partir de ello, tejer un verdadero entramado de ideas, pensamientos, afirmaciones, conclusiones, discusiones, lecturas, modos de leer y producir en red.

Es posible pensar en términos metafóricos: telares, andamios, la ciudad con hilos que se desarmaba y quedaban los hilos como prueba viva de las conexiones, mochilas, astrolabios, bitácoras, charlas simuladas, oficinas, redes, lecturas sincrónicas y asincrónicas. Cada una de esas expresiones nos remite a posibles interpretaciones para pensar los recursos "Wikimediales".

Wikipedia es producida en forma colaborativa por cualquiera y esto le otorga un carácter dinámico. Este es un aspecto nodal que se puede recuperar, para pensar en cómo el conocimiento es transitorio, dinámico, colaborativo socialmente construido y refutable, pues todos los saberes pueden ser aplicados y recuperados en su producción y divulgación.

Entre los otros proyectos de Wikimedia, se puede destacar como una oportunidad de trabajo WikiSource que permite editar trabajos no publicados, convirtiéndose en una forma de recuperar la producción académica. Posibilidades de trabajo a través de otros proyectos Wikimedia vi. Nuevos escenarios escolares que consideran la incursión de Wikipedia como recurso.

Niveles elevados de valor asociado al trabajo colaborativo. En cuanto a las debilidades, es posible establecer una diferencia entre lo que ocurre con Wikipedia y con el resto de los productos de Wikimedia.

La primera está ampliamente difundida; sin embargo, otras propuestas no son tan conocidas o no se los asocia con el proyecto. Por otro lado, uno de los temas que ha recibido, desde el origen de Wikipedia, más críticas es el de la confiabilidad y validación de los contenidos. En rigor, en función de varias experiencias volcadas en los foros, una de las mayores resistencias en los ámbitos académicos a la consulta de esta enciclopedia es, precisamente, la de hasta qué punto es posible considerar fidedigna la información que allí se construye.

Vinculado con esto aparece el tema de las fuentes: ¿cómo se construye la información? Asimismo, otro punto interesante para seguir trabajando es el de las posibilidades de edición.

No está ampliamente difundido el hecho de que es posible editar, generando un usuario para hacerlo, y desde los sectores académicos esta no es una práctica habitual. Algunos de los aspectos hasta aquí señalados como debilidades son los que generan resistencias entre los docentes, quienes muchas veces en lugar de proponer actividades vinculadas con la incorporación y apropiación de las herramientas que brinda Wikipedia limitan sus posibles usos quizás movidos por el miedo a lo desconocido, a nuevas formas de producción y divulgación del conocimiento.

Esta resistencia es aún mayor en el nivel universitario, donde el trabajo para la apertura a sus posibilidades seguramente será más difícil. Escasa difusión del resto de los proyectos Wikimedia ix. Desconfianza sobre la rigurosidad del contenido presente en Wikipedia lo que genera que se limite su uso y no se valore suficientemente su potencialidad.

Vinculado con este planteo respecto de la veracidad de la información de Wikipedia, es posible también pensar en las fuentes: ¿de dónde provienen los datos? Asimismo, es posible leer como amenaza la resistencia que en el ámbito de la formación de formadores encuentra Wikipedia, la que suele mostrarse como ejemplo de "riesgo", "falta de seriedad y rigurosidad académica.

Esta misma resistencia es la que puede encontrarse entre los propios docentes de los diferentes niveles. Esta resistencia se vincula con la dificultad para manejar la inestabilidad del conocimiento, en el escenario de la sociedad del conocimiento.

Escenario que nos conduce a la necesidad de organizarnos hacia una sociedad del aprendizaje. Y, en esta línea, es factible preguntarse cuál es el rol que tienen emprendimientos como Wikimedia. El status del saber sigue generando confusión en relación a uso de Wikipedia xi.

Desconfianza sobre las referencias xii. Resistencia en el ámbito de formador de formadores. La red de graduados del PENT FLACSO destacó como experiencias previas en incursión de Wikipedia en el aula, las siguientes:.

Positivas: 1. Wikipedia dentro del aula como recurso 2. Prácticas que favorecen el uso de Wikipedia dentro del aula. Posibilidad de acceder a información diversa.

Wikipedia como recurso que favorece la sistematización de información y el trabajo en equipo 5. Planteos y desafíos a la creatividad del docente a la hora de plantear nuevas propuestas en el aula. Negativas: 6. Resistencia de uso en ámbitos de educación superior 7.

Wikipedia como herramienta de plagio 8. Desconfianza de los contenidos. y como terreno para la investigación. Pero realmente, ¿qué es la cultura colaborativa? Podemos explicar el concepto de colaboración como a todo proceso donde se involucre el trabajo de varias personas en conjunto.

Es decir, trabajar juntos por un mismo propósito. Por un mismo fin común, que como es lógico, deberá estar siempre muy por encima de cualquier otro interés particular.

Sólo cuando los equipos se sienten cómodos y comparten ideas y pensamientos de forma libre el resultado siempre va a ser positivo para la organización, con una mayor calidad y eficiencia. Hoy en día, en un mundo globalizado y abierto a las nuevas tecnologías, donde en internet se comparte todo tipo de información, ya no tiene sentido los secretismos y los trabajos individualizados dentro de las organizaciones.

La cuestión es, ¿se puede construir una cultura colaborativa? No hablamos de derribar literalmente los muros físicos de los despachos, sino de fomentar las relaciones interpersonales para lograr que fluya la comunicación. Es hora de cambiar el chip y avanzar hacia el concepto de cultura de colaboración para que el trabajo, los objetivos y las relaciones interpersonales fluyan mejor y con más eficiencia.

Y en este cambio de cultura, el papel de los líderes va a ser vital. Son ellos los últimos responsables de que en las organizaciones se den las características adecuadas y se dote de herramientas a sus trabajadores para aunar los esfuerzos de colaboración y derribar todas las trabas de comunicación que pudieran existir entre sus empleados por razones históricas o de cualquier otra índole.

Por eso, la cultura de empresa y el estilo de liderazgo son elementos esenciales para asentar las bases de una buena cultura colaborativa. Sólo cuando los equipos se sienten cómodos y pueden compartir ideas y pensamientos de forma libre, sin miedo a represalias, el resultado siempre va a ser positivo para la organización, con una mayor calidad y eficiencia.

Los trabajadores, que disponen del capital de conocimiento, son el valor diferencial de una organización y si entre ellos colaboran y comparten sus mejores cualidades y talento, el potencial de esa organización crecerá sin fin.

En una entrevista a Adam Pisoni en Forbes , el co-fundador de Yammer planteaba una serie de consejos para transformar la cultura de tu empresa:. Tradicionalmente los directivos guardaban recelos en compartir cierta información con sus empleados por miedo pero hoy en día la información cambia constantemente y es obsoleta rápidamente.

No tendría sentido no compartirla para poder utilizarla y sacarle el máximo provecho. Hay que conseguir una misión común para todos los involucrados. Además hará a la empresa más competitiva porque una gran coalición que incluye a clientes y partners, será un rival muy difícil de vencer.

Una manera de averiguarlo sería crear un espacio virtual donde ellos puedan expresar sus opiniones y necesidades para que se sientan parte del proceso.

Para que los directivos puedan promover la colaboración, tienen que experimentar y no tener miedo a hacerlo. Arriesga y experimenta.

Es decir, hay que desaprender lo que ya sabes. Hay que adaptarse al mundo en el que vivimos y que evoluciona tan rápido.

Hace falta tener un Liderazgo fuerte que sea capaz de tomar riesgos para evolucionar rápidamente. Uno de los problemas que surge es que los fundadores suelen centrarse en el producto y se olvidan de la empresa.

Hay que evitar estos olvidos y centrarse en crear la Cultura Colaborativa desde los inicios. Para conseguir llevar a buen puerto esta cultura colaborativa, existen multitud de herramientas informáticas, la mayoría de ellas gratuitas, para poder llevar a cabo de una manera eficaz la la implantación de una cultura colaborativa en la empresa.

En este sentido, la mayoría de los expertos destacan 20 herramientas para crear y potenciar la cultura colaborativa en una organización, entre las que señalamos las siguientes: Google Drive, Trello, Hackpad, Quip, Poética, Marqueed, Teamwork, Active Collab, Basecamp o iMeet entre otras.

Parte importante de la misión de una empresa es crear un sentimiento de compromiso con la organización. Pero no basta con contar con el software adecuado y ponerlo a trabajar.

Es fundamental poner en marcha una serie de estrategias que contribuyen a desarrollar una cultura de colaboración:. Es esencial que los dirigentes de las empresas se aseguren de que su personal entienda cuál es el objetivo y por qué se están implementando estas herramientas.

Disponer solo de aquellas herramientas imprescindibles y que ayuden al negocio y prescindir del resto. La creación de una cultura de trabajo abierta y flexible y la implementación de las tecnologías correctas. No podemos olvidar que parte importante de la misión de una empresa es crear un sentimiento de compromiso con la organización, que los trabajadores sientan que su talento e ideas son tomadas en cuenta activamente en los objetivos del negocio.

Ello generará sin duda un mayor sentimiento de pertenencia. En conclusión, crear una cultura colaborativa siempre será positivo para una organización.

Surgirán dificultades, pero a pesar de ellas, hay que mantenerse firma en este propósito colaborativo y no caer en una cultura jerárquica y rígida. La creación de una cultura de trabajo abierta y flexible y la implementación de las tecnologías correctas permitirán a los empleados tomar sus propias decisiones sobre cómo funcionan mejor en equipo y, a su vez, generará una colaboración efectiva y, por lo tonto, beneficiará a la organización con un trabajo de alta calidad.

Agenda APD Formación Congresos Networking Actualidad Tendencias APD Revista Conoce APD. RRHH y Laboral Gestión del talento Retribución Selección de personal Gestión de Recursos Humanos. Finanzas Gestión financiera Blockchain Mercados financieros Contabilidad financiera. Habilidades directivas Desarrollo de liderazgo Inteligencia emocional Competencias directivas Negociaciones.

Escenarios Globales Crisis económica Economía global Mercados emergentes Sostenibilidad. Acceder Registrarse. Descubre nuestra plataforma. ENTRA AHORA. por Redacción APD. Sólo cuando los equipos se sienten cómodos y comparten ideas y pensamientos de forma libre el resultado siempre va a ser positivo para la organización, con una mayor calidad y eficiencia Hoy en día, en un mundo globalizado y abierto a las nuevas tecnologías, donde en internet se comparte todo tipo de información, ya no tiene sentido los secretismos y los trabajos individualizados dentro de las organizaciones.

Cuestión de equipo: el papel del líder en el cambio de cultura No hablamos de derribar literalmente los muros físicos de los despachos, sino de fomentar las relaciones interpersonales para lograr que fluya la comunicación. Es hora de cambiar el chip y avanzar hacia el concepto de cultura de colaboración para que el trabajo, los objetivos y las relaciones interpersonales fluyan mejor y con más eficiencia Y en este cambio de cultura, el papel de los líderes va a ser vital.

Comparte información : Tradicionalmente los directivos guardaban recelos en compartir cierta información con sus empleados por miedo pero hoy en día la información cambia constantemente y es obsoleta rápidamente.

Misión común : Hay que conseguir una misión común para todos los involucrados.

En colaboratifa la comunicación ha tenido lugar en colaborativ capas dejando planteados dos circuitos bien diferenciados: colaboratvia Cultura colaborativa del juego canal para tejer acuerdos y tomar Premios sorpresa en efectivo en grupo, b el espacio de trabajo propiamente dicho, colaobrativa los acuerdos se han plasmado en colaboragiva construcción Culyura producto Cuultura como grupo. El caso Proyecto Wikimedia Jueyo las lecturas de la Red de Graduados del PENT. Haz que crean en ti y ofrece lo que necesitan : Una manera de averiguarlo sería crear un espacio virtual donde ellos puedan expresar sus opiniones y necesidades para que se sientan parte del proceso 4. Todas las categorías. Las personas también necesitan jugar para aprender y para socializarse. Una cultura colaborativa alienta la innovación al sacar lo mejor de los empleados. Por otro lado, la información circula en las redes y medios de comunicación por lo que es necesario comparar y evaluar esa información críticamente para transformarla en conocimiento y poder analizar la manera en que se transmite la información para construir realidad.

Video

Dinámica de Escucha Activa y Coordinación (La Familia Izquierdo)

Related Post

4 thoughts on “Cultura colaborativa del juego”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *