Cómo ser un maestro del Bingo

Antonio Joaquín Franco-Mariscal, 1 Antonio Tomás-Serrano, 2 Victoria Jara-Cano, 2 Francisco Javier Ortíz-Tudela 2. Correo electrónico: antoniojoaquin. franco uca. Vega del Táder.

Molina de Segura. es , fjavierot gmail. Recibido: 2 de febrero de Aceptado: 7 de mayo de A new educational proposal of a bingo game that presents to secondary school students age 12 to 16 the chemical elements of the Periodic Table along with their properties is presented in this paper in an enjoyable way.

Unlike other modalities proposed in the literature Tejada and Palacios ; Franco-Mariscal , this new version of educational bingo uses the periodic table itself as bingo cards and a computer application that picks out the balls.

This educational game has been checked through some observations made by the teacher in the class and with an test of evaluation that was made before and later of the activity.

The results show that students improve the learning of the contents related with the Periodic Table, besides to produce motivation in them. Keywords: periodic table, chemical elements, bingo, secondary education, educational games.

Prueba de ello es el descenso continuo que se observa en el número de estudiantes que elige la optativa de Física y Química en 4º de E. La búsqueda de metodologías innovadoras alternativas que replanteen los métodos tradicionales supone la elaboración de recursos didácticos que fomenten la participación y la creatividad tanto del alumnado como del profesorado.

Según Orlik , entre estas metodologías innovadoras se encuentran los juegos educativos, que se deben considerar como métodos activos de la enseñanza de la química.

En otras palabras, el uso de estas estrategias de tipo lúdicas diseñadas convenientemente constituye una alternativa en el aula para lograr que el alumno participe de forma activa en el proceso de enseñanza aprendizaje. Según Yager "tomar parte en juegos focalizados" es una estrategia constructiva que facilita la motivación de los aprendizajes y que permite concretar otras destrezas.

Partiendo de esta idea, y con el convencimiento de que el uso de juegos educativos en Química motiva a los alumnos a la vez que aprenden los contenidos, se presenta en este trabajo un recurso didáctico que permite el aprendizaje de los elementos químicos y de los conceptos inherentes a la tabla periódica a través del juego del bingo.

El uso de juegos educativos como recurso didáctico ya ha sido usado con éxito por otros autores. Así, en el aprendizaje de los elementos químicos se han propuesto crucigramas Helser, ; Dkeidek, ; Franco-Mariscal y Cano-Iglesias, ; Franco-Mariscal, ; Franco-Mariscal y Franco-Mariscal, , juegos de cartas Granath and Russel, , juegos que utilizan la actualidad del momento Franco-Mariscal, a o el juego del bingo Tejada and Palacios, ; Franco-Mariscal, b.

En la literatura se han descrito dos propuestas educativas interesantes que utilizan el juego del bingo. Por un lado, Tejada y Palacios diseñaron un juego basado en el bingo para trabajar propiedades periódicas como la configuración electrónica, el radio atómico, los estados de oxidación o el número de valencias.

En este bingo cada estudiante juega con un cartón y varias cartas. El cartón muestra los grupos principales de la tabla periódica y las cartas el nombre, el símbolo y el número de electrones periféricos de un átomo, así como algunas propiedades físicas o químicas del mismo. Por su parte, Franco-Mariscal b realizó una experiencia con estudiantes de 3º de E.

En este juego, cada estudiante elabora su propio cartón de bingo a partir de uno real, y lo va rellenando al ir sacando las bolas del bombo.

Los cartones propuestos por Franco-Mariscal se diseñaron sustituyendo los números del cartón clásico por los símbolos de los elementos de la tabla periódica como si de sus números atómicos se tratase. La figura 1 muestra el cartón original de la lotería y el correspondiente cartón elemental diseñado por el estudiante.

En el bingo de Franco-Mariscal b se extrajeron las bolas numéricas de forma manual y según la modalidad de juego a cada una de ellas se le asoció una propiedad número atómico, número másico, número de protones, electrones, neutrones, etc.

De esta forma, y a través del juego de la lotería, los estudiantes aprenden de un modo divertido los símbolos de los elementos químicos, los aspectos más importantes de la composición interna de los átomos, tales como sus partículas constituyentes electrones, protones, neutrones , los conceptos de número atómico, número másico, isótopos, etc.

Una nueva propuesta del juego del bingo. Tomando como punto de partida la experiencia realizada por Franco-Mariscal b , se ha desarrollado una nueva modalidad de bingo para acercar al alumnado de secundaria los elementos químicos y su ordenación sistemática en la tabla periódica.

Esta nueva propuesta presenta algunas ventajas respecto a la anterior. En esta nueva versión se han sustituido los cartones del bingo por tablas periódicas, mientras que la extracción de las bolas se ha simulado mediante una aplicación informática que genera una secuencia aleatoria de elementos químicos.

El formato del cartón coincide con una tabla periódica convencional en la que están todos los elementos químicos, excepto los de transición interna.

En ella se resaltan una serie de elementos 16 que son sus opciones de juego. La figura 2 recoge un ejemplo de cartón-tabla en esta nueva propuesta. Cada estudiante tiene un cartón diferente y la posibilidad de ganar es la misma para cada jugador.

La forma de tabla periódica que presenta el cartón facilita que durante el desarrollo del juego el estudiante se familiarice con esta herramienta, así como con los conceptos de grupo y período de una manera divertida.

Según la modalidad de juego, la información contenida en el cartón-tabla varía, pero todos juegan con 16 elementos. Así,se han diseñado cartones con tres niveles de dificultad:.

En las casillas del cartón de bingo aparecen los símbolos de los elementos. Este nivel no requiere grandes conocimientos previos del alumno sobre los nombres de los elementos; basta con relacionar el símbolo del elemento presentado en la pantalla con el del cartón.

El cartón recogido en la figura 2 es un ejemplo de este nivel. En esta modalidad, en el cartón aparecen los nombres de los elementos en lugar de los símbolos químicos. Para poder jugar en este nivel se requiere que los alumnos sean capaces de relacionar el nombre de los elementos con su correspondiente símbolo químico.

La figura 3 muestra un ejemplo de cartón-tabla para el nivel medio. En este nivel las casillas donde se sitúan los elementos con los que se ha de jugar aparecen en blanco. Este nivel es mucho más complicado, ya que no requiere tan sólo conocer el nombre del elemento y su asociación con el símbolo, sino que además es necesaria una noción mínima sobre el lugar que ocupan los elementos en la tabla.

De otro modo no hay tiempo suficiente para revisar el resto de elementos, de forma que los jugadores han de ser capaces de asociar cada elemento con su periodo y su grupo. Un ejemplo de cartón-tabla para el nivel experto se recoge en la figura 4.

En todos los niveles, las "bolas se extraen" con una aplicación informática que ha sido desarrollada por los estudiantes de 2º de Bachillerato 18 años V. Jara-Cano y F. Ortiz-Tudela en Para ello, se han creado vídeos con sonidos y efectos visuales para cada elemento.

Usando un programa reproductor de vídeo Windows Media Player, VLC, etc. se elabora una lista de reproducción que contenga todos los archivos, uno por cada elemento, y se selecciona la opción de reproducción aleatoria.

Básicamente, se ha sustituido el clásico bombo por un programa de ordenador. Los vídeos se han elaborado con el programa Showbiz DVD, un programa de edición de vídeo, de fácil uso. Cada vídeo tiene una duración de 15 segundos y muestra el símbolo de un elemento químico sobre la imagen del elemento que representa.

Así se pretende que los jugadores puedan ir asociando cada elemento con su aspecto real, conocer su estado de agregación o su carácter metálico. La figura 5 muestra la información que proporciona la aplicación informática para las "bolas extraídas" mercurio, neón y oro.

Las normas del juego se resumen a continuación:. Para simplificar el juego, basta con completar tres elementos de una misma columna, como muestra la figura 6.

En este caso, el estudiante debe tener en su cartón-tabla cinco elementos de la misma fila, como indica la figura 7. En este caso, deben de haber salido los 16 elementos que aparecen en las casillas blancas del cartón, como ilustra la figura 8.

Con idea de evaluar el recurso didáctico, se llevó a cabo una experiencia durante el curso con 58 alumnos de 3º de E. Vega del Táder de Molina de Segura Murcia, España. La mayoría de ellos carecía de nociones previas de la tabla periódica. Para conocer si la presencia de un entorno lúdico en el aula contribuye además de a crear una motivación extrínseca en los alumnos, a fomentar otra de tipo intrínseco asociada al aprendizaje, se efectuó la evaluación del juego didáctico usando dos instrumentos diferentes.

Por un lado, la observación directa en el aula por parte del docente y, por otro lado, la realización de una prueba de evaluación de los contenidos asociados al juego educativo, que se realizó antes y después del mismo.

Así, la secuencia de evaluación realizada se compuso de tres partes:. Se eligió este nivel por tratarse de alumnos de 3º de E. La figura 9 muestra algunas imágenes tomadas en esta sesión. Evaluación de la prueba de contenidos. Los objetivos de aprendizaje que se perseguían con este juego eran de dos tipos.

Por un lado, se pretendía facilitar la memorización de los elementos químicos y sus símbolos, así como su colocación en la tabla periódica y la distinción entre grupo y período. En definitiva, conseguir que el alumno se familiarice con la forma de la tabla periódica. Por otro lado, la introducción de las imágenes también buscaba obtener un aprendizaje significativo.

Por otro lado, inconscientemente, se incorporan y promueven las actividades grupales, la amistad y el compañerismo dentro de un marco de respeto y solidaridad. Entre muchos de los temas que se pueden desarrollar a través de un bingo en el aula , nos enfocaremos en esta ocasión en el cuerpo humano, sus partes y sobre todo en la higiene personal; un tema muy tratado a todos los niveles de educación primaria y que mientras más entretenido y dinámico, más se refuerza la educación en nuestros estudiantes.

En esta oportunidad hemos elegido el tema de la higiene personal, tú puedes seleccionar cualquier otro tema según los intereses de los estudiantes y los objetivos que desees alcanzar.

La dinámica del juego consiste en que, en lugar de números , los cartones contendrán imágenes relacionadas con el aseo personal.

El docente deberá seleccionar una imagen, que estará en algunas de las tarjetas o los cartones y que el alumno deberá marcar con una X. Si logra llenar el cartón completo, se coronará como ganador del juego. Los materiales que se deberán utilizar para el desarrollo de esta actividad dentro del aula, son los siguientes:.

El docente deberá preparar con anticipación cierta cantidad de cartones o tarjetas dependiendo de su matrícula de alumnos.

Estos deberán estar estructurados de la siguiente manera:. Los cartones deben estar plastificados, de manera que los niños al jugar marquen con una X que pueda ser borrada posteriormente para el reuso de los cartones. Estas fichas serán las mismas figuras que aparecen en los cartones. Por cada letra deberán existir mínimo 6 actividades relacionadas con la misma, es decir, por la B deberán existir actividades como: lavarse los dientes, utilizar hilo dental, no comer muchos dulces, no introducirse cosas a la boca, ir al odontólogo y usar enjuague bucal.

Y así será por cada una de las letras del BINGO en el aula , según lo especificado anteriormente en los cartones. Por cada niño se entregará un marcador para que a medida que el docente indique la ficha de selección, el alumno marque si la actividad se encuentra en su cartón.

Jugar este tipo de bingo, motiva a los niños a vivir nuevas experiencias, a participar en una nueva técnica del bingo aplicada en el aula donde se reemplazan los números por las imágenes, cuya representación deja un aprendizaje significativo en relación al cuidado de su propio cuerpo.

Los juegos educativos son una excelente herramienta empleada por los docentes para que los niños aprendan y se diviertan a la vez. Es cuestión de que los docentes exploten su imaginación y creatividad, y aprovechen los beneficios del bingo en el aula para dejar aprendizajes en diversas materias, bien puede utilizarse para aprender sinónimos, antónimos, reforzar el español y el alfabeto , aprender palabras en inglés , estudiar los números romanos y muchas opciones más.

Pueden hacerse Bingos de diferentes temas e intercambiarse con otras aulas para variar el aprendizaje o planificar una actividad colectiva donde otros estudiantes de cualquier nivel puedan participar.

Es una alternativa más, elegir el bingo en el aula para enseñar ejercicios físicos. En este caso, si el estudiante tiene en su cartón el ejercicio que salió en la ficha, deberá colocarse de pie y realizar el movimiento tres veces antes de marcarlo con la X.

Verás como aleatoriamente se levantan los alumnos de forma inesperada. Si te gustó lo original de esta actividad, no pierdas la oportunidad de inscribirte en el curso de Juegos Didácticos , una excelente opción para aprender herramientas, métodos y técnicas con las cuales podrás crear los mejores juegos en el aula.

Visita ya nuestro espacio virtual y elije cualquiera de los La profesión de docente es una de las carreras que requiere de mayor entrega, dedicación y vocación, sumado a una buena capacitación académica y sobre todo CLIL es un método de enseñanza que propone una forma de aprendizaje más efectiva para los estudiantes.

Se trata de integrar el inglés funcional y comunicativo El buen trabajador es aquel, que aporta a la empresa donde labora, ventajas fundamentadas en sus fortalezas, muchas de las cuales tienen que ver con sus Nuestro portfolio se compone de cursos online, cursos homologados, baremables en oposiciones y formación superior de postgrado y máster.

Gran juego de bingo divertido para toda la familia y amigos · Incluye jaula de metal de 6 pulgadas, tablero maestro, 75 bolas de bingo de colores con una bolsa Motive a su hijo a leer este verano usando un tablero de bingo para la lectura. Descubra por qué funciona, y descargue un tablero de bingo para leer gratis Empieza con pocas cartas: No te abrumes. Empieza con una o dos cartas para hacerte una idea del juego. La práctica hace al maestro: Juega gratis

Maestro del bingo

Cómo ser un maestro del Bingo - Duration Gran juego de bingo divertido para toda la familia y amigos · Incluye jaula de metal de 6 pulgadas, tablero maestro, 75 bolas de bingo de colores con una bolsa Motive a su hijo a leer este verano usando un tablero de bingo para la lectura. Descubra por qué funciona, y descargue un tablero de bingo para leer gratis Empieza con pocas cartas: No te abrumes. Empieza con una o dos cartas para hacerte una idea del juego. La práctica hace al maestro: Juega gratis

Maestro del bingo WELO TEAM. Contiene anuncios Compras directas desde la app. Apto para todo público info. Todos los amantes del bingo, ¡por fin algo diferente!

Compite habilidades de bingo con jugadores reales en varios modos de juego competitivos, arrebata la recompensa del PREMIO PREMIO Solo necesita encontrar el mismo número que aparece en la bola de bingo lo más rápido que pueda y pintarlo.

Practique sus habilidades antes de jugar apuestas más altas. Cada ronda termina en 2 minutos y se puede jugar en cualquier momento y en cualquier lugar. Inicie sesión todos los días y se repartirán toneladas de regalos sorprendentes.

Bingo Master ofrece varios minijuegos relajantes, como Treasure Hunter, World Cup Football Scratch, etc. Bingo Master no es un juego de bingo tradicional sino un juego de habilidad en el que el éxito se basa únicamente en el ejercicio de la habilidad por parte de los jugadores y se considera legal.

Bingo Master tiene más novedades y ventajas para que disfrutes de una mejor experiencia de bingo. La figura 9 muestra algunas imágenes tomadas en esta sesión. Evaluación de la prueba de contenidos. Los objetivos de aprendizaje que se perseguían con este juego eran de dos tipos. Por un lado, se pretendía facilitar la memorización de los elementos químicos y sus símbolos, así como su colocación en la tabla periódica y la distinción entre grupo y período.

En definitiva, conseguir que el alumno se familiarice con la forma de la tabla periódica. Por otro lado, la introducción de las imágenes también buscaba obtener un aprendizaje significativo.

La prueba de evaluación, por su parte, constaba de siete cuestiones, que se habían diseñado atendiendo a dichos objetivos.

El contenido de esta prueba se presenta en el Anexo I. Así, el objetivo de aprendizaje de las cuestiones 1 y 2 fue conocer si el alumno era capaz de asociar el nombre de un elemento con su símbolo químico o viceversa.

Por su parte, la tercera cuestión buscaba averiguar si el estudiante era capaz de identificar los elementos químicos en la vida real. Las cuestiones 4 y 5 trabajaban el concepto de tabla periódica, mientras que la sexta cuestión permitió analizar si el alumno conocía la ubicación de algunos elementos en la misma.

La última cuestión permitió conocer si el alumnado diferenciaba entre grupo y período. Se ha realizado un análisis global de las pruebas realizadas. La tabla 1 compara los resultados de cada pregunta de la prueba antes y después de jugar al Bingo Atómico. Así, por ejemplo para este último caso, el promedio de nombres de elementos escritos correctamente por los estudiantes fue de 3,6 por cada alumno antes de jugar al bingo, lo que indica que una buena parte del alumnado ya tenía algunas nociones previas sobre la tabla periódica.

Téngase en cuenta que este índice está comprendido, en nuestra experiencia, entre 0 y Como muestran los resultados de la tabla 1 , se observa que el aprendizaje de estos contenidos aumentó considerable-mente tras jugar al Bingo Atómico. Esta mejora es apreciable en todos los objetivos de aprendizaje, siendo los resultados más notables los que se obtienen en los objetivos relativos a la diferenciación entre grupo y período, que se cuadriplican tras jugar.

También destacan los datos obtenidos en la ubicación de los elementos en la tabla periódica y la asociación nombre-símbolo de elementos. Asimismo, se observa que las mejorías son menos acusadas en las cuestiones relacionadas con el concepto de tabla periódica y la identificación de los elementos en las sustancias.

En el análisis de los datos se ha observado que los alumnos que habitualmente solían obtener buenas calificaciones obtuvieron también los mejores resultados después de jugar al bingo.

En cuanto a alumnos que normalmente solían mostrar poco interés por la asignatura y obtienen peores resultados académicos, se observaron mejoras en los objetivos de distinción entre grupo y período, asociación de los nombres de los elementos y asociación de imágenes.

Estos estudiantes obtuvieron en las restantes cuestiones prácticamente los mismos resultados antes y después de jugar al bingo. El análisis de la cuestión ¿Qué es la tabla periódica de los elementos? ha mostrado que la respuesta mayoritaria fue "Tabla en la que están ordenados los elementos químicos".

Esta concepción tan elemental del alumnado no ha mejorado tras el juego, resultado que era esperable ya que nuestro recurso carece de medios para potenciar una idea más profunda de la importancia de la tabla periódica.

Evaluación de las observaciones directas en el aula. Nuestras observaciones directas en el aula apuntan a que los estudiantes se divirtieron con la actividad, a la vez que aprendían contenidos de química. Con idea de intentar valorar de una forma más objetiva esta impresión personal, se diseñó una sencilla prueba de tres preguntas en la que los alumnos evaluaron la actividad realizada.

En caso afirmativo, indícalo. La figura 10 , figura 11 y figura 12 ilustran los porcentajes obtenidos en las distintas respuestas dadas por el alumnado. El análisis de las respuestas dadas en la primera cuestión muestra que, además del aprendizaje que se ha comprobado que adquieren, la circunstancia que mueve al alumnado a realizar esta actividad es una motivación extrínseca manifestada con términos como diversión, premios, rivalidad, convivencia o me han gustado las imágenes y la música.

En cuanto a las mejoras que se podrían introducir en el juego, a la mayoría de los alumnos les pareció bien como estaba. Unos pocos propusieron incluir el nombre de los elementos en los vídeos o mejorar las imágenes, mientras que otros preferían que se diesen más premios. Este artículo presenta una nueva versión del juego del bingo adaptada al estudio de los elementos químicos y la tabla periódica como herramienta de trabajo imprescindible en Química.

El diseño de este juego educativo pretende hacer sencillo, ameno y motivador el aprendizaje de la tabla periódica a los estudiantes de Educación Secundaria años en sus primeros contactos con la Química.

Desde nuestro punto de vista, y atendiendo tanto a las observaciones realizadas por el docente en el aula como a la prueba de evaluación de contenidos llevada a cabo, creemos que este objetivo se ha conseguido. De hecho, el porcentaje de alumnos que responde correctamente a cuestiones relacionadas con los elementos químicos o conceptos relativos a la tabla periódica aumenta considerablemente un mes después de haber jugado al bingo en clase.

No obstante, a pesar de los excelentes resultados obtenidos, creemos que deberíamos llevar a cabo algunas modificaciones en el juego. Las más significativas serían:. Lo ideal sería que además se pudiese escuchar el nombre del elemento en cuestión.

Sin embargo, esto conlleva dificultades técnicas que de momento no podemos salvar. Cuando se lleve a cabo este cambio, el nivel medio podría pasar a ser nivel sencillo. A este respecto, quisiéramos considerar que en general, no se puede pretender que los alumnos asocien una imagen a un elemento, sólo por que hayan visto un vídeo de 15 segundos.

Además, no siempre se ha dispuesto de las imágenes adecuadas. En nuestro caso, sólo contamos con las imágenes que encontramos en internet y que en muchas ocasiones no tienen la calidad requerida.

No obstante, nos planteamos la posibilidad de modificar los vídeos de los elementos para incluir diferentes imágenes de cada elemento, imágenes que estarían relacionadas con la apariencia física del elemento, con sus aplicaciones, con su ubicación en la tabla periódica, o con su relación con la vida cotidiana.

Por último, se ha observado que a los alumnos les motiva este juego, aunque no haya ninguna recompensa. No obstante, funciona mucho mejor con premios, aunque sean simbólicos. Probablemente sucedería igual con otros juegos, pero no deja de ser llamativo verlos cómo se divierten con un juego relacionado con la tabla periódica.

Quizás esto debería llevarnos a una reflexión acerca de la metodología que habitualmente se emplea con los estudiantes de los primeros niveles de la Educación Secundaria.

En este sentido, animamos a otros profesores de esta etapa a que desarrollen su propia versión del juego del bingo. En este caso, si el estudiante tiene en su cartón el ejercicio que salió en la ficha, deberá colocarse de pie y realizar el movimiento tres veces antes de marcarlo con la X.

Verás como aleatoriamente se levantan los alumnos de forma inesperada. Si te gustó lo original de esta actividad, no pierdas la oportunidad de inscribirte en el curso de Juegos Didácticos , una excelente opción para aprender herramientas, métodos y técnicas con las cuales podrás crear los mejores juegos en el aula.

Visita ya nuestro espacio virtual y elije cualquiera de los La profesión de docente es una de las carreras que requiere de mayor entrega, dedicación y vocación, sumado a una buena capacitación académica y sobre todo CLIL es un método de enseñanza que propone una forma de aprendizaje más efectiva para los estudiantes.

Se trata de integrar el inglés funcional y comunicativo El buen trabajador es aquel, que aporta a la empresa donde labora, ventajas fundamentadas en sus fortalezas, muchas de las cuales tienen que ver con sus Nuestro portfolio se compone de cursos online, cursos homologados, baremables en oposiciones y formación superior de postgrado y máster.

Descarga nuestra app móvil. Saber más. Curso en: España. Solicitar información Identificarse. CONTACTA Teléfono Gratuito: Teléfono Fijo: Euroinnova Docencia y Formacion para el Profesorado Ocio y Tiempo Libre Blog bingo en el aula.

Buscador de cursos y master Cursos Master Postgrados Expertos universitarios Perito judicial Cursos gratis Cursos bonificados Buscar. bingo en el aula ¿Deseas añadir a favoritos? Conócenos mejor.

Cómp bingo como Binyo didáctico Juegos de Azar Digitales el aula de secundaria. Diferentes variantes de bingo Bingo de 90 bolas Es, con diferencia, la versión de Bingo más jugada, sobre todo se mi Binvo, el Reino Unido. Preguntas : No dudes en preguntar a otros jugadores o consultar la ayuda del juego para obtener aclaraciones. Las prácticas de privacidad y seguridad de datos pueden variar en función del uso de la app, la región y la edad. y Russell J. Este nivel es mucho más complicado, ya que no requiere tan sólo conocer el nombre del elemento y su asociación con el símbolo, sino que además es necesaria una noción mínima sobre el lugar que ocupan los elementos en la tabla.

Cómo ser un maestro del Bingo - Duration Gran juego de bingo divertido para toda la familia y amigos · Incluye jaula de metal de 6 pulgadas, tablero maestro, 75 bolas de bingo de colores con una bolsa Motive a su hijo a leer este verano usando un tablero de bingo para la lectura. Descubra por qué funciona, y descargue un tablero de bingo para leer gratis Empieza con pocas cartas: No te abrumes. Empieza con una o dos cartas para hacerte una idea del juego. La práctica hace al maestro: Juega gratis

Este nivel no requiere grandes conocimientos previos del alumno sobre los nombres de los elementos; basta con relacionar el símbolo del elemento presentado en la pantalla con el del cartón. El cartón recogido en la figura 2 es un ejemplo de este nivel.

En esta modalidad, en el cartón aparecen los nombres de los elementos en lugar de los símbolos químicos. Para poder jugar en este nivel se requiere que los alumnos sean capaces de relacionar el nombre de los elementos con su correspondiente símbolo químico.

La figura 3 muestra un ejemplo de cartón-tabla para el nivel medio. En este nivel las casillas donde se sitúan los elementos con los que se ha de jugar aparecen en blanco. Este nivel es mucho más complicado, ya que no requiere tan sólo conocer el nombre del elemento y su asociación con el símbolo, sino que además es necesaria una noción mínima sobre el lugar que ocupan los elementos en la tabla.

De otro modo no hay tiempo suficiente para revisar el resto de elementos, de forma que los jugadores han de ser capaces de asociar cada elemento con su periodo y su grupo. Un ejemplo de cartón-tabla para el nivel experto se recoge en la figura 4.

En todos los niveles, las "bolas se extraen" con una aplicación informática que ha sido desarrollada por los estudiantes de 2º de Bachillerato 18 años V. Jara-Cano y F. Ortiz-Tudela en Para ello, se han creado vídeos con sonidos y efectos visuales para cada elemento.

Usando un programa reproductor de vídeo Windows Media Player, VLC, etc. se elabora una lista de reproducción que contenga todos los archivos, uno por cada elemento, y se selecciona la opción de reproducción aleatoria.

Básicamente, se ha sustituido el clásico bombo por un programa de ordenador. Los vídeos se han elaborado con el programa Showbiz DVD, un programa de edición de vídeo, de fácil uso. Cada vídeo tiene una duración de 15 segundos y muestra el símbolo de un elemento químico sobre la imagen del elemento que representa.

Así se pretende que los jugadores puedan ir asociando cada elemento con su aspecto real, conocer su estado de agregación o su carácter metálico. La figura 5 muestra la información que proporciona la aplicación informática para las "bolas extraídas" mercurio, neón y oro.

Las normas del juego se resumen a continuación:. Para simplificar el juego, basta con completar tres elementos de una misma columna, como muestra la figura 6. En este caso, el estudiante debe tener en su cartón-tabla cinco elementos de la misma fila, como indica la figura 7.

En este caso, deben de haber salido los 16 elementos que aparecen en las casillas blancas del cartón, como ilustra la figura 8.

Con idea de evaluar el recurso didáctico, se llevó a cabo una experiencia durante el curso con 58 alumnos de 3º de E. Vega del Táder de Molina de Segura Murcia, España.

La mayoría de ellos carecía de nociones previas de la tabla periódica. Para conocer si la presencia de un entorno lúdico en el aula contribuye además de a crear una motivación extrínseca en los alumnos, a fomentar otra de tipo intrínseco asociada al aprendizaje, se efectuó la evaluación del juego didáctico usando dos instrumentos diferentes.

Por un lado, la observación directa en el aula por parte del docente y, por otro lado, la realización de una prueba de evaluación de los contenidos asociados al juego educativo, que se realizó antes y después del mismo.

Así, la secuencia de evaluación realizada se compuso de tres partes:. Se eligió este nivel por tratarse de alumnos de 3º de E. La figura 9 muestra algunas imágenes tomadas en esta sesión. Evaluación de la prueba de contenidos. Los objetivos de aprendizaje que se perseguían con este juego eran de dos tipos.

Por un lado, se pretendía facilitar la memorización de los elementos químicos y sus símbolos, así como su colocación en la tabla periódica y la distinción entre grupo y período.

En definitiva, conseguir que el alumno se familiarice con la forma de la tabla periódica. Por otro lado, la introducción de las imágenes también buscaba obtener un aprendizaje significativo. La prueba de evaluación, por su parte, constaba de siete cuestiones, que se habían diseñado atendiendo a dichos objetivos.

El contenido de esta prueba se presenta en el Anexo I. Así, el objetivo de aprendizaje de las cuestiones 1 y 2 fue conocer si el alumno era capaz de asociar el nombre de un elemento con su símbolo químico o viceversa. Por su parte, la tercera cuestión buscaba averiguar si el estudiante era capaz de identificar los elementos químicos en la vida real.

Las cuestiones 4 y 5 trabajaban el concepto de tabla periódica, mientras que la sexta cuestión permitió analizar si el alumno conocía la ubicación de algunos elementos en la misma.

La última cuestión permitió conocer si el alumnado diferenciaba entre grupo y período. Se ha realizado un análisis global de las pruebas realizadas. La tabla 1 compara los resultados de cada pregunta de la prueba antes y después de jugar al Bingo Atómico.

Así, por ejemplo para este último caso, el promedio de nombres de elementos escritos correctamente por los estudiantes fue de 3,6 por cada alumno antes de jugar al bingo, lo que indica que una buena parte del alumnado ya tenía algunas nociones previas sobre la tabla periódica.

Téngase en cuenta que este índice está comprendido, en nuestra experiencia, entre 0 y Como muestran los resultados de la tabla 1 , se observa que el aprendizaje de estos contenidos aumentó considerable-mente tras jugar al Bingo Atómico.

Esta mejora es apreciable en todos los objetivos de aprendizaje, siendo los resultados más notables los que se obtienen en los objetivos relativos a la diferenciación entre grupo y período, que se cuadriplican tras jugar.

También destacan los datos obtenidos en la ubicación de los elementos en la tabla periódica y la asociación nombre-símbolo de elementos. Asimismo, se observa que las mejorías son menos acusadas en las cuestiones relacionadas con el concepto de tabla periódica y la identificación de los elementos en las sustancias.

En el análisis de los datos se ha observado que los alumnos que habitualmente solían obtener buenas calificaciones obtuvieron también los mejores resultados después de jugar al bingo. Con el transcurso de los años y debido a nuevas normas asociadas a la sociedad y leyes que promulgaron grandes potentados como es el caso de los romanos, estos juegos que anteriormente se utilizaban para el recaudo de dinero y riquezas, empezaron a ser utilizadas para brindar diversión a los diferentes visitantes y exploradores del mundo en busca de negocios y sobre la base de esto las ideas que se crearon fueron basadas en brindar diversión con juegos, bailes, mujeres y estamentos de prestigio con otras disciplinas como fueron los dados, las barajas, y otros juegos que ahora divierten a millones de jugadores y apasionados apostadores en el mundo.

En cambio, numerosos historiadores y especialistas afirman que el origen de esta costumbre es la lotería italiana, cuando se unieron los reinos de Italia en Hoy en día, es un componente esencial del presupuesto del país, que genera más de 75 millones de dólares en ingresos actuales.

La cercanía operativa de ambos juegos se manifiesta en los elementos que intervienen para el desarrollo de los mismos.

En los dos casos, el organizador debe contar con bolas numeradas, un bolillero o tómbola y cartones numerados. El social juego de bingo parece ser una evolución de este juego que se ha extendido por siglos en la región de Italia.

En , este juego llamó la atención a los franceses, quienes lo denominaron Le Lotto, y se estableció con las reglas que se siguen aún en la actualidad.

Fueron los primeros en jugar con las tarjetas de bingo, fichas y en cantar en voz alta los números. En esta época, sólo fue jugado por la gente de la alta aristocracia. Los premios no eran organizados de la manera actual sino que se extendían en numerosas posibilidades de reconocimiento por ganar.

Distintos elementos típicos de los años mencionados constituían los premios. En los años el bingo se propagó rápidamente por toda Europa. Los juegos de bingo educativos se hicieron populares. Estos bingos fueron diseñados para proporcionarles a los niños de 3 a 6 años de edad un poco de diversión y al mismo tiempo, enseñarles a cantar y a reconocer los números.

Después de extenderse por toda Europa el juego comenzó a presentarse en Norteamérica. En un principio el juego se hizo popular en las ferias de los pueblos y festivales. Durante una visita al carnaval de Atlanta en , Edwin Lowe, un vendedor de juguetes de Nueva York, descubrió el Beano.

Lowe notó la gran emoción que sentían los jugadores. Intentó participar en un juego de Beano esa misma noche, pero no consiguió un sitio. Los jugadores estaban muy enganchados, y cuando el hombre que llevaba el juego de Beano intentó cerrar el chiringuito, los jugadores simplemente rechazaron dejar de jugar.

Finalmente, a las 3 de la mañana, según cuenta la historia, el organizador dejó paso a Lowe. Al regresar a Nueva York, Lowe compró algunas alubias, y todo el resto de cosas necesarias para poder realizar el juego. Invitó a algunos amigos a su apartamento para poner a prueba su nuevo juego.

Antes de lo que se imaginaba, sus amigos estaban jugando al Beano con la misma emoción y fervor que los que había visto en el carnaval. Durante un juego, Lowe estudió el comportamiento de un jugador que estaba a punto de ganar.

Sólo necesitaba un número más para completar su tarjeta, pero se ponía más y más nervioso cuando veía que su número no salía. Esto es lo que explica su nombre de hoy en día. Un cura de Wilkes-Barre, Pensilvania, es el hombre responsable de introducir por primera vez el bingo como forma de recaudar fondos para la iglesia.

Un miembro de la congregación sugirió utilizar el juego para poder obtener dinero para mantenimiento. Fue entonces, cuando el juego del bingo, original, que solo ofrecía 24 variantes únicas de tarjetas, se fue expandiendo. Dado que cada vez eran más los miembros de la iglesia que tomaban parte en el juego del bingo, se repartían más cartones.

Los curas pronto se dieron cuenta de que muchos jugadores ganaban el mismo juego, por lo tanto buscaron nuevas formas para hacer que las combinaciones de números fueran únicas.

Para ello, pidieron ayuda a Lowe, quien contrató a un profesor de matemáticas de la universidad de Columbia, llamado Carl Leffler, para que lo ayudase a incrementar la cantidad de combinaciones en las tarjetas de bingo. Para , Leffler ya había creado más de tarjetas de bingo con combinaciones únicas se dice que después de esto Leffler se volvió loco.

Esta nueva forma de bingo hizo que este juego se consolidara como forma para recaudar fondos. Para , ya había más de bingos semanales operativos en toda América del Norte. Desde las iglesias hasta las reservas de indios americanos, todos ellos eran jugadores de bingo que gastaban semanalmente 90 millones de dólares en bingo solamente en el norte de América.

En se autorizó el bingo en España. Se inventó un nuevo sistema de bingo diferente al que imperaba por entonces: el bingo de 90 números. En había salas de bingo en España, según los primeros datos oficiales conocidos.

Hoy en día existen diversidad juegos de internet. El juego estaba vetado en España desde el año , por lo que cualquier tipo de juego solo se hacía en el ámbito privado o de una forma ilegal.

Tras el final de la dictadura y el paso a la democracia empieza a plantearse la idea de regular y legalizar el juego, para ellos se lleva a cabo un Real-Decreto, por el que se regulan los aspectos penales, administrativos y fiscales de los juegos de suerte, envite o azar y apuestas.

Tras la aprobación de esta ley comienzan en España a surgir las primeras salas de bingo. Aparte, existen otras leyes a nivel nacional que afectan de una forma u otra a las salas de bingo en competencias como: Propiedad Intelectual, Haciendas Locales, Defensa de la Competencia, Legislación Mercantil, Ley de Sociedades, Impuesto de Actividades Económicas, Competencia Desleal, Protección de la Seguridad Ciudadana, transferencias de competencias a las comunidades autónomas, Riesgos Laborales, Norma Básica de Edificación, Ficheros de Prohibidos, etc.

A partir de la normativa nacional, cada comunidad autónoma redacta su propia normativa que regula el mundo del juego en todos sus ámbitos:. El juego del bingo se compone de un bombo con bolas numeradas, cartones con números aleatorios impresos y rotuladores o fichas para tachar o tapar estos.

Una partida consiste en extraer las bolas del bombo al azar y cantar su respectiva numeración. Los jugadores, provistos de cartones, tacharán el número cuando este sea cantado por el cajero persona que se encarga de la extracción de las bolas.

Al completar una línea horizontal en un cartón, el jugador deberá cantar "línea" y se llevará un pequeño porcentaje del total recaudado con la venta de los cartones. Cuando un jugador consigue tachar todos los números de su cartón, tendrá que gritar "bingo" y se convertirá en el ganador de la partida llevándose, así, el porcentaje mayor de la recaudación en concepto de premio.

En el juego del bingo se necesitan unos elementos indispensables, como son un bolillero o bombo, las bolillas o bolas de números, cartones y un espacio de mesas. La facilidad con que puede organizarse un juego de bingo es uno de los factores que ha motivado la extensión de este entretenimiento de azar.

El bombo, o bolillero, está formado por dos cúpulas semiesféricas transparentes muy resistentes a los golpes, ya que han de soportar el impacto de las bolas. Las cúpulas tienen 50x50 cm. El modo de girar del bolillero puede variar, puede ser movido por una manija, de forma manual, o mediante un motor eléctrico que lo hace girar.

Una vez que una de las bolillas fue separada, se dice su número y se continúa mezclando. En el caso del bolillero manual, mientras se retira la bolilla separada se detiene el mezclado. Con el bolillero eléctrico el mezclado no se detiene nunca porque la bolilla se desliza por un canal.

En ambos casos, luego de que el número es anunciado, los jugadores deberán marcar las coincidencias en todos los cartones de bingo que posean. Este trabajo puede ser abrumador si se tienen más tarjetas de las que se pueden abarcar, por lo que recomendamos no jugar con más de tres o cuatro tarjetas [ ¿por quién?

El tiempo entre bolillas es muy breve. Los cartones son una de las piezas fundamentales para poder jugar al Bingo. Dichos cartones son fabricados en material adecuado para facilitar que puedan ser marcados por los jugadores, y son válidos exclusivamente para una sola partida.

Los cartones pertenecen a series que contienen un número no inferior a En el anverso de cada cartón figura la serie a la que pertenece, rango de número de cartones dentro de cada serie asignado al establecimiento, número de orden y número de cartones que integran la serie.

En el dorso se consignan los impuestos a satisfacer, así como un extracto de las principales reglas del juego. Igualmente se consigna en el dorso de los cartones la advertencia de que la división de los dos cartones de la unidad de venta, así como las marcas o tachaduras que impidan la lectura de los elementos identificativos del cartón, inutiliza este a efectos de premio.

Los Cartones de Bingo se imprimen a 4 colores y que incorporan numeración. La impresión series se lleva a cabo en bobinas, por un procedimiento offset, realizándose a la vez la numeración de los cartones.

En cada serie salen cartones de bingo, esto se debe al proceso de fabricación 54 planchas de 36 cartones cada una , aparte de este criterio de cartones, también existe el de múltiplo de Estos dos criterios se utilizan en todas las salas de bingo.

Las series se entregan en tiras de 6 cartones dispuestas verticalmente y cada tira consta de los 90 números que intervienen en el juego del bingo. Las asociaciones temporales son para celebrar juegos de bingo durante un solo período de hasta tres días.

La Asociación Agrícola o la Feria del Condado sirven para celebrar juegos de bingo en una exposición, carnaval o feria durante un período no superior a 10 días.

Senior Citizens Group es para organizar juegos de bingo únicamente para grupos de personas mayores y sus miembros. Derecho a la ubicación Las asociaciones deben ser propietarias de la propiedad donde se juega al bingo o tener un contrato de arrendamiento para el lugar. Documentos Debe enviar los siguientes documentos con su solicitud de licencia de bingo de Pensilvania completa: Una copia actualizada de los estatutos, estatutos y estatutos o estatutos escritos de la organización anfitriona Una lista de los miembros de la asociación que administrarán, organizarán, supervisarán y participarán en el funcionamiento del juego de bingo.

Para cada miembro, proporcione: Nombre. Número de seguro social. Duración de la membresía. En línea Puede presentar su solicitud en línea utilizando eClipse. En persona Necesita una cita para visitar el Centro de Permisos y Licencias en persona.

MSB, Public Service Concourse Philadelphia, Pensilvania Horario de oficina: de 8 a. a p. Coste Hay una cuota anual basada en el tipo de organización. Cheques iniciales sin información de cuenta. Política de devoluciones Si su cheque se devuelve sin pagar por fondos insuficientes o no cobrados: Se le cobrará una tarifa de 20 dólares por el cobro.

Usted autoriza a la ciudad de Filadelfia o a su agente a realizar una transferencia electrónica única de fondos desde su cuenta para cobrar este cargo directamente. La ciudad de Filadelfia o su agente pueden volver a presentar su cheque electrónicamente a su institución depositaria para su pago.

Si la Ciudad no puede obtener el pago, la licencia, el permiso o la solicitud de apelación serán nulos. No puede tomar ninguna medida adicional en virtud de un permiso hasta que haya pagado todas las tarifas. El permiso o la licencia se revocarán si las tasas pendientes no se pagan en un plazo de 30 días.

No puede solicitar ni obtener permisos adicionales hasta que resuelva la deuda pendiente. Métodos y detalles de pago. En línea 1. Las solicitudes se revisan en un plazo de cinco días hábiles.

Video

Como Ser el Mejor ANIMADOR de fiestas - Frases y Tips para Sorprender a tu Publico

Related Post

0 thoughts on “Cómo ser un maestro del Bingo”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *